“Venid y lo veréis” Comunidad del Cenáculo

La Comunidad del cenáculo presenta en el Oratorio de Bonaigua su nueva película, “Venid y lo veréis”

El 1 de febrero nuestro salón de actos se volvió a llenar con miembros de la comunidad del cenáculo de distintos países, amigos, familiares, y muchas personas interesadas en esta iniciativa de solidaridad. A la proyección de la nueva película asistió el director, algunos de los actores, todos ellos miembros de la comunidad y otras muchas personas que llenaron el auditorio.

Sinopsis

«Somos una familia de ‘pecadores públicos’, de personas amadas y salvadas por el Señor, que se inclinó hacia nosotros cuando estábamos en el barro de nuestro pecado.

Somos una Comunidad de hombres y mujeres resucitados, que han experimentado que la Misericordia del Señor es más grande que cualquier error del hombre y que toda herida del mal».

«También la dimensión artística de canciones, baile, teatro, puede ser considerada como una ‘vocación’ de nuestra Comunidad; la vocación de testimoniar la alegría de la fe: Anunciar a los que encontramos que Jesús ha vencido a la muerte, ¡nuestra muerte! Que la última palabra de Dios no es la muerte si no la Resurrección». (Madre Elvira)

Como cuenta Madre Elvira, con el paso de los años se realizaron varios musicales y recitales bíblicos, que llevaron a los miembros de la comunidad a muchas plazas e iglesias de Europa y del mundo para testimoniar la grandeza de la Misericordia del Señor y la alegría de la fe.

Como señalan los responsables de la película, todo nació de la creatividad de los jóvenes y de su sacrificio, de un esfuerzo serio y fiel que los lleva a estar horas y horas de ensayo, leyendo la Palabra de Dios, en la realización de la coreografía, el montaje, el desmontaje del escenario, luces…. A veces renuncian al sueño, al placer de jugar un partido de fútbol, al ‘tiempo libre’.

Las cosas bellas siempre nacen del sacrificio que las hace auténticas. También esta dimensión artística de canto, danza, teatro, puede ser considerada como una ‘vocación’ de la comunidad. Una vocación a testimoniar la alegría de la fe: anunciar a los que encuentran en el camino que Jesús ha vencido a la muerte ¡a nuestra muerte! ¡Que la última palabra de Dios no es la muerte sino la Resurrección! No son artistas los que suben al escenario, son ‘Resucitados’.

Eran jóvenes muertos que el amor de Dios hizo resucitar. Eran jóvenes perdidos por la calle, que podían bailar o hablar de ellos mismos sólo si estaban drogados o ebrios; en cambio ahora lo hacen con el corazón limpio y los ojos luminosos, venciendo el miedo, superando la timidez. No son espectáculos sino hechos reales, concretos, milagros de hoy que les sucedieron a ellos. Es la historia de Jesús, que vino para salvarnos a todos y que se prolonga hasta nuestros días.

La Comunidad del Cenáculo

La Comunidad del Cenáculo es una asociación fundada por la Madre Elvira en el año 1983, cuando dejó su comunidad religiosa para abrir la primera casa en Italia movida por la necesidad de amparar a los jóvenes que veía tan perdidos. No quería que fuera un lugar de asistencia social, un mero centro de desintoxicación, sino crear una gran familia en la que «la persona recibida pueda sentirse en casa y así encontrar su propia dignidad, la sanación de las heridas, la paz del corazón, la alegría de vivir y el deseo de amar».

Categorías: Noticias